martes, 14 de agosto de 2012

La toquilla de Kiara.


    Hace unos días os hablaba de cómo aprendí a hacer punto del derecho y del revés para poder regalar una toquilla al bebé de una amiga. Me parece que lo justo es que os enseñe cómo quedó. Como siempre, no es perfecta pero va cargadita de cariño.



    Mi madre siempre dice que esta toquilla es un buen regalo porque se usa mucho debido a su buen tamaño. A ella se la regalaba mi abuela Carmela, la madre de mi padre y ahora ella la hace para todos los bebés que van naciendo a su alrededor y lo cierto es que con mucho éxito. De hecho, mis primas se la piden cuando esperan la llegada de un peque.



    Le he visto hacerla tantas veces y siempre me pareció tan bonita que yo también quise incluirla en mi lista de regalos, mucho más teniendo en cuenta que es ella quien me ha enseñado. Por supuesto, el día que yo tenga hijos, espero que las toquillas las haga mi mami, por la carga afectiva que esto lleva.



    Ella suele hacerlas de un solo color pero a una amiga mía se la hizo de dos y a mí me gustó la idea. Mi problema, ¡se me acabó la lana gris antes de tiempo! No sé por qué, aún no entiendo en qué fallaron mis cálculos pero el caso es que la tienda de lanas ya estaba cerrada por vacaciones y yo tenía que resolver el problema... No quedó mal, ¿no? La idea inicial era hacer el punto de color gris y el ganchillo de color rosa pero, ya veis.



    Por si a alguien le interesa, la toquilla mide más o menos 50 X 60 cm, el punto es simplemente derecho y revés y el ganchillo cadenetas y punto alto. Fácil, entretenida y bonita de hacer.
¿Os gusta? Yo quedé bastante satisfecha con el resultado, a pesar de los problemas con la longitud de las lanas y a mi amiga le gustó mucho, eso fue lo mejor, claro.



    ¡Ah! Con esta toquilla aprendía a tejer sin apoyar la aguja bajo el brazo, con el método continental y con mis primeras agujas de bambú, un capricho, lo sé pero taaaan agradables.


26 comentarios:

  1. Hola, MATILDA. Me encanta esa mantita, te ha quedado espectacular y para nada se nota que se te acababa el rosa. Me la apunto para futuros proyectos. Tienes que patentarla como marca de la casa, jajajajaja. Gracias por enseñárnosla.
    Besosososoososs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Margarcimon! Eso de patentarla es buena idea, jajaja.

      Me alegro de que te guste mi solución a la falta de lana, ¡si vieras la de vueltas que le di!

      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  2. Creo que has resuelto el problema de la falta de lana gris, de una forma más que bonita, le ha dado un toque precioso, por lo menos a mí me ha gustado mucho ese degradado cambio de color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mae. Le di mil vueltas a este imprevisto y al final se me ocurrió esto. Nunca había mezclado colores en el punto pero mi madre me explicó más o menos y me lié la manta a la cabeza. Me daba miedo que quedara feo pero lo cierto es que, al final, quedó bonito :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pues me ha gustado mucho el resultado final. Te ha quedado hasta más bonita con esa casi ausencia de gris al final. Y es la primera toquilla! Cuando lleves varias...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, guapa! Cuando lleve varias, espero que no se me despiste la cantidad de lana y que no tenga que resolver con la plancha los problemas de tamaño desigual de un lado y otro, jajaja. Pero quedó linda, ¿verdad?

      Un abrazote.

      Eliminar
  4. Qué manso, ya te lo he dicho unas pocas de veces, lo que me admira y me gusta, el resultado final es muy bonito, ese degradado del gris me convence mucho. Tu amiga estará encantada!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilú, tú siempre diciendo cosas lindas :)

      La verdad es que a mi amiga le gustó mucho y el degradado final, a mí también me gustó cuando la acabé.¡Tenía un miedo a que quedara mal! Jajaja.

      Un abrazo grande, guapísima.

      Eliminar
  5. Preciosa... aunque no fuera tu intención original, el resultado del color me encanta... ¡Muchas felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Emepé! ¡Qué ilusión que os parezca bonita, ¡yo estaba temblando por el resultado cuando decidí hacerlo así ;)

      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. que linda, y el error , debe de ser por que lo has tejido con agujas mas gruesas de lo que la lana te decia usar, o bien mal calculo de puntos .. asi mismo quedo linda, linda, ya veras la proxima será mejor y la próxima mas mejor y así , un paso tras otro guapa
    un besote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Alex! Qué alegría verte por aquí :)

      Creo que lo que pasó es que yo compré los ovillos pensando ene le peso y claro, hace poco he descubierto que lo importante son los metros. ¡Qué fallo!

      Me alegro de que te guste, como bien dices, espero que las próximas vayan saliendo mejor. ¡Aún tengo que aprender un montón! Jajaja.

      Un abrazo muy grande, guapa.

      Eliminar
  8. Matilda que chula que te ha quedado!!! los colores que usaste son muy lindos y asi como te quedo con esas degradaciones esta de muerte lenta...
    muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Hany! Eso de "de muerte lenta" me ha encantado, jeje.

      Me alegro de que te guste, no sabes qué sofocón cuando vi que no me llegaba la lana :s

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. Acabo de descubrir tu blog y me encanta!!!!! Me quedo por aquí... te invito a visitarme en desvandesilvia.blogspot.com
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocía tu desván, Silvia, de hecho, estoy totalmente enamorada de las cosas que haces :)

      Gracias por venir a verme.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  10. Matilda, eres una artista!!! Qué maravilla...no sabía que hicieras cosas tan bellas...
    Me ha encantado verlo todo, el cuello del osito, la manta a los pies de la cama,...
    Un abrazo grande...y a estas horas con Neskui "noche" calentito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría verte por aquí, María! ¿En serio te gustan? Muchas gracias. Lo cierto es que son labores muy agradables de hacer, como la lectura requieren calma y cariño y por eso me gustan.

      Mmm, Neskui, me parece que te voy a acompañar ;)

      Un abrazo inmenso guapísima. Tengo que pasar a verte.

      Eliminar
  11. Gracias por tu comentario en mi blog. Espero que el libro os encante y lo llenéis con vuestros mejores deseos.
    Tus labores son todo un alarde de paciencia. Te felicito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues me encanta...Por cierto, estoy empezando a tener tentaciones.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Meg! Sería muy divertido ampliar nuestras conversaciones a punto del derecho y del revés, jajaja.

      Muchas gracias, guapa, me hace mucha ilusión que te guste.

      Un abrazote grande.

      Eliminar
  13. Que bonita!!!!!!!!!
    pasada!!!
    me encanta!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Amaia! ¡Qué alegría ver que te acomodas en el blog! Ha sido un placer descubrirte y espero que podamos contarnos muchas cosas :)

      Un abrazo.

      Eliminar